miércoles, abril 13, 2016

La búsqueda: a cinco años de su publicación en Amazon

LA BÚSQUEDA no está ya en el primer lugar. después de cinco años sin embargo, sigue ocupando los primeros lugares de las diferentes listas. Ha conseguido llegar a 613 comentarios en amazon.com.

Aquí la opinión de una lectora en su blog:

"Os dije que necesitaba unos días para reflexionar sobre esta novela de Blanca Miosi porque me había impactado mucho.. Ahora sí, os dejo con mis impresiones sobre La búsqueda. Novelón." 
Cita Franco Parrilla


OPINIÓN PERSONAL


La búsqueda es la primera obra que leo de Blanca Miosi. Sinceramente, no sé por qué tardé tanto tiempo en adentrarme en su narrativa, ya que la conozco hace tiempo y estoy al día de sus movimientos literarios. Sea cual fuere la razón que me hizo tardar tanto, no puedo estar más orgullosa de haberme lanzado a ello con esta novela. 
Conocía la temática, puesto que son cientos las reseñas y comentarios que pululan por la red referentes a este libro y, además, sabía que estaba basado en hechos reales porque lo leí en alguna entrevista a la autora. Ahora, solo me quedaba comprobar con mis propios ojos la veracidad de los elogios y buenas críticas.
No voy a desgranar la novela por partes porque es algo que ya se ha hecho en decenas de blogs y la novela es de sobra conocida por todos, con lo cual iré directamente al grano, contando mi experiencia como lectora y las sensaciones que me dejó.
La novela comienza a buen ritmo, con detalles concretos, encauzando al lector desde las primeras páginas hacia lo que será un viaje angustioso de la mano de Waldek, el protagonista. Conoceremos a su familia y su entorno, pero no nos adentraremos en descripciones tediosas ni detalles sin importancia. Esto hará que la lectura se torne ligera y comiencen a sonar las tripas de nuestras ansias lectoras. 

A partir de aquí comienzo mi opinión personal sin pluralizar.
Hacía tiempo que no disfrutaba así de una novela de este estilo. Hubo una época en la que leímos infinidad de novelas y escritos narrando el holocausto, tratando el tema del genocidio nazi contra los judíos bajo las órdenes de aquel señor de bigote ridículo que debió darse un buen golpe en la cabeza al nacer. ¿Hay algo que no se haya contado ya sobre este tema? Pues sí; la apasionante historia de Waldek.
Es admirable cómo la autora ha logrado que me sumerja en la narración sin recordarme a ningún otro libro, sin hacerme sentir que eso ya lo había leído y sin querer aleccionarme con datos históricos. Simplemente me ha presentado a un personaje, me ha puesto en antecedentes y me ha invitado a que lo acompañe como parte de su equipaje. Así ha sido cómo, acurrucada dentro de la maleta de Waldek, he conocido su historia y a las personas que pasaron por su vida con todo lujo de detalles.
Los personajes me han parecido excepcionales, no sé si por la fantástica creación de los mismos o por lo bien ambientados que están los escenarios, cosa que hace que todo se vea tan nítido y real. Algo que me ha ayudado mucho a disolverme con la historia es la narración; al estar contada en primera persona, sientes que el protagonista te lo confiesa todo en secreto haciéndote su confidente, obligándote a prestarle toda tu atención y no dispersarte en su relato, emocionarte e incluso pensar en cómo podrías ayudarle.
Si hablamos de sensaciones no me referiré a las que se muestran en la novela sino a las mías mientras la leía. Que un libro te haga viajar con la imaginación a lugares en otras épocas, sitios que desconoces pero que en un par de minutos te resultan familiares, pudiendo sentir olores, sabores (esto lo digo con conocimiento de causa, prometo que durante un fragmento de la novela la boca me sabía a pan y mantequilla), incluso sensaciones térmicas, es algo que todo el mundo tendría que experimentar.
Y con los sentimientos sucede exactamente igual. No sé por qué me da, (supongo que porque llevo cientos de libros leídos a mis espaldas y no ponerme en la piel de los escritores me resulta prácticamente imposible), creo que la autora nunca pensó en querer transmitir los sentimientos como realmente se proyectan. Me explico; Claro que ella trató de dar veracidad a la historia narrando al detalle cada movimiento del protagonista, haciendo palpables sus emociones y enfatizando en sus pensamientos, pero creo que no fue consciente de lo que su personaje era capaz de transmitir. Con él he sentido miedo, mucha angustia, rabia, anhelos, nostalgia, vacío, desconsuelo… Y cuando todos estos sentimientos me comenzaron a inquietar sobremanera, llegó Waldek y me dio una lección de vida. Me enseñó que ser un superviviente no consiste en mantenerse con vida, sino en hacerlo olvidando el pasado, aprendiendo a perdonar y sin guardar rencores. No podía creerme cómo yo, mera espectadora, me encontraba derrotada tras conocer la historia de su vida y él, la persona que lo sufrió en sus propias carnes, me decía que no le diera vueltas al pasado y mirase a la vida de frente.

En definitiva, La búsqueda es la novela perfecta para los que se entregan en cuerpo y alma a la lectura, para aquellos que buscan en un libro algo más que entretenimiento y evasión, para todos los que sentimos la literatura en los poros de la piel.
Sobra decir que la recomiendo, ¿verdad?
Fuente: Blog Acurrucada entre Letras, de Cita Franco Parrilla.

jueves, septiembre 24, 2015

Un deseo cumplido



Cuando empecé a escribirla nunca creí que todo esto pudiera ocurrir. Es cierto que no tuve dificultad para publicarla por una editorial (Roca); después como independiente agradezco la enorme oportunidad que me brindó Amazon para darla a conocer al mundo. Creo que he cumplido la tarea que me dejó Waldek: Dar a conocer su historia.

La vida nos lleva por caminos extraños, nos junta a personas que jamás hubiéramos soñado conocer y creo firmemente que ese fue mi caso. Era una joven peruana sin la mínima posibilidad de conocer a un hombre venido de tierras lejanas, con una enorme historia que contar. Pero ocurrió. Conocí a Henry Waldek y nos enamoramos; no solo nos diferenciaban veintitrés años, también nuestras costumbres y muchas cosas más. Treinta y cuatro años después un buen día me pidió que escribiera su historia. ¿Qué podía yo escribir de un hombre de quien conocía casi todo? Pero había una parte de su vida que yo ni siquiera sospechaba, solo sabía algo superficial: su paso por los campos de concentración nazis.

Un buen día empezó a contarme todo. Fue casi como una confesión, yo escuchaba y anotaba. No juzgué un bando ni otro. No me resentí por sus amores pasados, por sus devaneos, ni me indigné por sus errores. Simplemente me convertí en la receptora de su vida. Así nació "La búsqueda". Una novela que caminó mucho, antes de que la pudiera publicar, no porque fuera mala, no. Fue porque debía primero aprender a escribir, porque yo no era escritora. Tras cinco años de aprendizaje la consideré terminada y la presenté a una editorial española que la aceptó en quince días. Lo demás es historia.

Hoy puedo decir con orgullo que cumplí lo que te prometí, Waldek: He dado a conocer tu historia, mi amor, mucha gente sabe de ti y de lo que sentías, sabe por lo que pasaste y ojalá haya servido para que algo así no se vuelva a repetir, donde sea que te encuentres espero que estés observando lo que ocurre con aquel niño que se enfrentó a los nazis. Porque fue así, empezaste como púber, luego como un adolescente que creció y se formó en medio de circunstancias adversas. Fuiste un joven con virtudes y defectos y después un hombre ejemplar.


Siempre tuya,
Blanca

viernes, septiembre 12, 2014

Author´s Note from "Waldek" the boy who defied the Nazis

I wrote this novel at the request of its protagonist and my husband, Waldek Grode. I must confess I was not prepared to do so, however it was his wish and in 2000, I started to think seriously about the possibility of telling his life story. Many a time opportunity and circumstances conspire to turn things into reality. Just around that time we received a letter from the German Government. It stated my husband was entitled to receive payment for the years worked as a slave laborer in the Gusen concentration camp, and in Mauthausen, for the Messerschmidt manufacturing company. Waldek was also in Auschwitz but as a prisoner, and would not receive any compensation. Since my husband had been thinking of traveling to Poland to visit his mother, he took the opportunity to retrieve the needed documentation and present it at the United Nations Repatriation and Refugee offices in Geneva. As it turned out, that journey cost him the equivalent to what he would receive as payment in the following years.
 
It was not an easy story to write. For starters, it took countless nights of long, painful conversations in which Waldek opened his heart while I took copious notes. He told me about his wishes, his desires, his first loves and first disappointments. And although he carried his feelings pent up for over almost sixty years, I was able to get in through a cranny and faithfully extract his life experiences. All during these heartfelt confessions, I got to know the man I had lived with for so many years, thirty-eight at that time, and realized I had only known him on the surface. I admired him more than ever and fell in love with him, once again. The courage and bravery he displayed all through his childhood, adolescence, and youth made me see him from a different angle.

I also wish to make it very clear that I am not part of this book. In the first version, yes, I did include myself. But the publisher who read the manuscript thought the details of how the story was obtained to be of no importance nor interest to the reader. Therefore, I rewrote the last part in its entirety. However, it must be said that until his last day, the life of my husband ran parallel to a life of fiction. There are those out there who do not believe such number of tribulations can happen to one person. And I know that as a rule, they do not happen to the majority of people, but they certainly did happen to Waldek. Others question his physical presence in New York at the time of the Twin Towers’ attack. He was there. He had just returned from Geneva, and I still have in my possession the airplane tickets and the hotel invoice. 

Waldek was a very strong man, the type who could flatten someone’s nose with his enormous fists. When the elevators malfunctioned at the building where I had my haute couture shop, he could and at seventy years of age climb sixteen flights of stairs without losing his breath and with a cigarette in his lips. He belonged to a generation of men who were survivors of the worst type of punishment. But there are illnesses and attitudes that do not forgive, and one of them carried him to his death. It was lung cancer caused by a long life as an inveterate smoker that ended the life of a man who had much in store to give to the world. 

I am very glad he lived to see the fulfillment of his dream: Roca Editorial first published the novel in January 2008. By the way, this was not the same publishing house which read the original manuscript that included me, but that version kept the exclusion. And this is how the novel was published.
I dedicate this book to Waldek, my personal, unforgettable character. Wherever he is now, I am sure he can see how many people around the world learn about his incredible life experiences. And that`s what he always wanted. 
 
I am very grateful to all of those who have noticed this work. And I truly hope you will not be disappointed.

Blanca Miosi

domingo, agosto 17, 2014

Nota del Autor

Escribí esta novela a petición de mi esposo, el protagonista, Waldek Grodek. Confieso que no estaba preparada para hacerlo, pero era su deseo, y en el 2000 empecé a pensar en serio en la posibilidad de contar su historia. Y como las oportunidades y las circunstancias generalmente coinciden para que los hechos de la vida se lleven a cabo, por esos días recibimos una carta del gobierno alemán en la que decía que recibiría un pago por los años que trabajó en calidad de esclavo en el campo de concentración de Gusen, Mauthausen, para la empresa Messerschmitt.  Waldek también estuvo en Auschwitz, pero como prisionero, y por ello no recibió ninguna indemnización.

Como mi esposo tenía pensado viajar a Polonia a visitar a su madre, aprovechó la oportunidad de retirar la documentación que hacía falta para presentarla a las oficinas de Repatriación y Refugiados de las Naciones Unidas en Ginebra, un periplo que le costaría lo que recibiría años después como pago. Pero a mí me sirvió para empezar la novela, porque no tenía idea cómo iniciar la historia.

No fue fácil escribirla. Fueron muchas noches de largas conversaciones y apuntes en los que él se confesó conmigo. Me contó sus anhelos, sus deseos, sus primeros amores y sus primeras desilusiones. Y aunque llevaba los sentimientos retenidos durante casi sesenta años, pude penetrar por alguna rendija y extraer con fidelidad sus vivencias. Durante varios meses de esas confesiones aprendí a conocer mejor al hombre con el que había vivido tantos años, treinta y ocho para entonces, y supe que solo había conocido de él la superficie. Lo admiré más que nunca y volví a enamorarme. Su arrojo y valentía durante su niñez, adolescencia y juventud me hicieron verlo de diferente manera.

Debo aclarar que yo no formo parte del libro. En la primera versión sí me incluí. Pero la editorial que leyó el manuscrito opinó que no era importante saber cómo se había obtenido la historia, que eso a nadie importaba. De manera que tuve que rehacer toda la última parte. Pero la vida de mi marido siempre fue una vida de novela, hasta el último día. Hay personas que piensan que no pueden ocurrirle tantas vicisitudes a una misma persona, es probable que no a la mayoría, pero a Waldek… con seguridad sí. También ponen en duda que estuviera en New York en los sucesos del ataque a las Torres Gemelas, y sí estuvo. Justamente regresaba de Ginebra, tengo todavía los boletos de avión y la factura del hotel.

Waldek fue un hombre sumamente fuerte. Era de los que podía destrozar la nariz de una persona con sus enormes puños. Podía subir los dieciséis pisos sin perder el aliento, cuando los ascensores no funcionaban y él ya era un hombre de más de setenta años, del edificio donde tenía ubicado mi taller de alta costura, a pesar de que lo hacía con un cigarrillo en los labios. Era de una generación de hombres sobrevivientes del peor de los castigos. Pero hay enfermedades y actitudes que no perdonan, y una de ellas lo llevó a la muerte. El cáncer de pulmón asociado a una larga vida de fumador empedernido contribuyó a terminar con la vida de un hombre que, estoy segura, todavía tenía mucho que dar.

Me queda la satisfacción de que logró ver su deseo cumplido: Roca Editorial publicó la novela por primera vez en enero de 2008. No fue la misma editorial que años atrás leyó el manuscrito donde yo estaba incluida, pero la versión quedó con la exclusión y así se publicó.

Dedico este libro a mi inolvidable Waldek. Donde sea que se encuentre probablemente vea que hay miles de personas que están conociendo su historia, tal como él quería.

Agradezco a todas las personas que se fijaron en este libro. Espero sinceramente no defraudarlos.

Blanca Miosi

viernes, junio 06, 2014

LA BÚSQUEDA, fotos originales del protagonista, su historia

Aquí algunas de las fotos de Waldek Grodek, protagonista de la novela "La búsqueda":
Waldek a los dos años


Nueve años, Primera Comunión
Doña Sofía, la tía Nelly y la perra Aza

Su padre, Stanislao
Con sus amigos, antes de la guerra.

Waldek abrazado al tío Krakus, cuando encontraron un lugar dónde vivir
después de que Varsovia quedara destruida
El Jeep que conducía en Heilbronn. Solía repartir caramelos a los niños
En Heilbronn, en algún día libre.
En su flamante Jeep en Heilbronn


A las puertas del DP Lager

Con Toñito en la "chacra"

Documentos de la salida de Gussen


El misal que encontró entre los restos, cuando pensó que estaba muerto.

A los 18 años

A los 30

A los 42

Helga Müller


2008, conmigo, cuando salió "La búsqueda"


Estas fotos son parte de la vida de una persona cuya historia mereció contarse. Dejaste una huella, Waldek... hasta pronto.

viernes, marzo 07, 2014

The new cover of WALDEK, the boy who defied the Nazis" English version of "La búsqueda"

Enlace internacionalmyBook.to/Waldek
Waldek, the boy who defied the Nazis (La Búsqueda in Spanish) chronicles the dramatic and heroic story of Waldek Grodek, who experienced first-hand and at a very young age the German occupation of his native Poland. Many decades later, while visiting the UN offices that granted compensation to the survivors of the Nazi concentration camps, Waldek reflects on the events that started when he was made prisoner and taken to Auschwitz and Mauthausen and, in the years following his liberation, subjected him to the whims of European and Latin American totalitarian regimes, international espionage and the Mossad. Waldek Grodek is a memorable character whose unique perspective and amazing life story deserves to be told. 

After more than 750 days Waldek, the boy who defied the Nazis "La búsqueda," still occupies the top 10 ranking on Amazon Spanish language.

sábado, enero 18, 2014

Siempre en mi corazón

Copio esta entrada que hice en diciembre en mi blog Blanca Miosi y su Mundo

Cuando en julio del 2011 decidí publicar algunos de mis libros en Amazon, no tenía la menor idea de lo que ocurriría con ellos.  La verdad, en aquellos días no tenía idea acerca de lo que ocurriría con mi vida. Hacía seis meses había perdido a mi compañero de toda la vida, treinta y ocho años no se suceden en vano.  Todavía permanecía en un limbo inducido por el dolor de la pérdida y los meses antececedentes, en los que la enfermedad ganó una batalla que él supo conservar a costa de voluntad y entereza durante toda su vida. 

No podía aceptar que Henry; Waldek para la familia de Polonia y para los lectores de la novela La búsqueda, no estuviese más a mi lado, que no fuese mi primer lector, que no me alegrase todas las mañanas con una sonrisa porque, él era así. Tal como lo describo en la novela, siempre alegre, optimista, servicial y ordenado. Esto último me salva ahora de vivir en una guarida en lugar de un hogar, pues de él aprendí que aunque el mundo se esté cayendo debemos conservar el orden, la organización y, sobre todo: “Ser metódicos nos ayudará sobrevivir cualquier infortunio o desgracia que nos pueda traer la vida”.

Fue así como empecé a recuperar la mía. Día a día fue como si Waldek estuviera mirando lo que hacía y cómo lo hacía. Y gracias a ello logré sobrevivir. Lo confieso ahora, pues no hubiera sabido hacerlo antes, ya que no tenía conciencia de lo que sucedía conmigo. Los primeros meses me dejé llevar por la inercia, hice cosas que jamás hubiera hecho, como un trato con una persona que conocí por Internet, una amiga, que no sé qué me llevó a aceptar y que de entrada no hubiera admitido antes. Lo único bueno de esos primeros meses fue que viajé y me sentí cobijada por viejos amigos, menos días de los que hubiera deseado, todo por cumplir con ese extraño acuerdo.

2008, publicación de La búsqueda, primera edición.
A mi regreso quise retomar mi vida pero ya nada era como antes. ¿Y es que acaso un día es igual al anterior? Cierto que no. Conocí a personas que durante esos meses tuvieron la paciencia de soportar mis arrebatos, mis frustraciones, mis deseos de no seguir viviendo, y puedo decir ahora que gracias a esos amigos sigo escribiendo. A uno en especial, que algunas veces me regaña, un amigo que lo fue de Waldek y seguirá siendo mío hasta que el destino se encargue de hacer su trabajo, como debe ser.

Pero también me fui abriendo a nuevas posibilidades. Aquí en Venezuela conocí a mujeres valiosas, que de manera coincidencial también enviudaron por las mismas fechas, escritoras que me introdujeron en el ambiente intelectual al que tanto había anhelado pertenecer. Tengo amistades en diferentes partes del mundo. Es la magia de Internet, sé que no estoy sola, hay mucha gente que comparte mis inquietudes, y la vida se ha encargado de juntarnos a través de esta vía, la misma por la que en este momento estás leyendo estas líneas.

Antes solo se escribía en libros de papel, se enviaban cartas a través del correo y un cartero las llevaba o traía a casa. Hoy todo se resume en segundos, todo vaga en las redes, en ese algo que sabemos que existe pero que no podemos definir con exactitud, y creo que el mismo Dios puede enterarse de lo que estás escribiendo porque todo queda en el espacio. Así que Henry, Waldek, Waldusiu, como decía tu madre, ya ves que llevo una vida ordenada, organizada, todo a su hora y en el día justo, que cuando se está solo es mejor no perderse en divagaciones, y eso lo sabías tú mejor que nadie. Es lo que te ayudó a sobrevivir.  Solo que no estabas preparado para que la muerte en un zarpazo artero te jugase una mala pasada. Estuviste preparado para luchar con lo tangible. Lo otro no era cosa tuya. Las enfermedades eran para los demás. Lo he comprendido.

Donde sea que te encuentres, Waldusiu, quiero que veas que lo estoy haciendo bien. Que estés orgulloso de mí, que tantos años a tu lado valieron la pena, y que sigues estando en mi corazón.

Hasta pronto, mi amor.

Blanquita, como siempre me llamabas.



domingo, diciembre 01, 2013

La carta de un soldado desde Afganistán: LA BÚSQUEDA

Les copio la carta que he recibido

Querida escritora;
Soy un soldado del ejercito de los Estados Unidos de Norte América, mi patria es Puerto Rico, actualmente estoy en desplazamiento en el norte de Afganistán. El propósito de escribirle es simplemente felicitarle por ten excelente tacto en el modo de escribir sus libros. Recientemente leí El niño que se enfrento a los nazis, me encanto lo fácil de la lectura, lo interesante en el paso de los acontecimientos y los datos históricos que abarca, para un lector aficionado como yo es estupendo ya que mantiene el animo de leer el libro para llegar a su desenlace. Me encanto que incluyera a Puerto Rico en la lectura. Recientemente comencé a leer El Legado y por lo que he leído me da la misma satisfacción de continuar leyendo, muy interesante. Luego comprare El Manuscrito, estoy seguro que es igual de interesante. Gracias por darme una herramienta para los momentos difíciles que paso en este teatro," la guerra", con sus libros alimento mi conocimiento como lector y hago de mi tiempo libre un verdadero entretenimiento. "Que Dios le bendiga".

SPC. Jorge L. Guzmán Díaz


No se imaginan la emoción que me embarga, amigos.

SPC. Jorge L. Guzmán Díaz


No se imaginan la emoción que me embarga, amigos.

domingo, noviembre 24, 2013

LA BÚSQUEDA 948 días entre los primeros 10 de Amazon.com


La búsqueda lleva 95 semanas en el top 100 de todas las categorías en Amazon en Español. Dentro de muy poco saldrá la versión en inglés que estará a la venta en todas las tiendas Amazon.  Es un nuevo reto que asumirá Waldek Grodek, el protagonista de esta historia.



lunes, agosto 12, 2013

"El niño que se enfrentó a los nazis"

LA BÚSQUEDA lleva por subtítulo: "El niño que se enfrentó a los nazis". Aunque hay algunos comentarios en Amazon y otros que he leído por algunos sitios en los que dicen es un subtítulo engañoso, me gustaría que me dijeran ¿cómo se podría explicar de otra manera? Waldek a los doce años era Boy Scout, y seguía siendo un niño cuando se enroló en la guerrilla de la A.K. (Armia Krajowa), en donde le enseñaron a ensamblar bombas para ponerlas debajo de los puentes, a utilizar armas, y arriesgó su vida pasando alimentos y armas por las alcantarillas de Varsovia al Ghetto. Si hoy en día un adolescente de 13 o 14 años hiciera algo semejante ¿cómo se le llamaría?, ¿héroe? ¿Y si tuviera que enfrentarse a la Gestapo, a los golpes, vejaciones, al tatuado de un número en su antebrazo, y al final saliese vivo de todo aquello, sería un héroe? Yo no quise llamarlo así. Solo puse: "El niño que se enfrentó a los nazis".

domingo, agosto 04, 2013

Una reseña de Jesús Terreros de "La búsqueda" ¡Muchas gracias!



Jesús Terreros - @jesustc87
Conocí a Jesús Terreros, administrador del blog "Me llamo Celáneo, MisCeláneo" en Twitter, como muchos de mis lectores. Jesús escribió una reseña de "La búsqueda":

RESEÑA


“El niño que se enfrentó a los nazis” este es el eslogan que me impactó cuando me topé con un tuit anunciando dicha novela.

He de decir que ya había leído anteriormente un libro de Blanca Miosi con el que me cautivó completamente (El manuscrito I: El secreto) y del que dejaré mi reseña más adelante… por lo tanto no me lo tuve que pensar mucho para comprar la novela y empezar a leerla en mi kindle.


“La Busqueda” trata una historia biográfica impresionante que te hace reflexionar y llega al corazón pero también te hace sufrir en algunas ocasiones. Su protagonista Waldek es un muchacho entrañable que se pasa la vida huyendo de la "maldad" que le persigue desde niño cuando es encerrado por los nazis en un campo de concentración durante la segunda guerra mundial, y a partir de ahí su único objetivo es buscar una libertad que no existe.


A pesar de que pueda parecer una temática repetitiva, no lo es ni muchísimo menos. Se trata de una historia real que a mí personalmente me emocionó en muchas partes de su desarrollo, y me enseñó una visión diferente de lo que significa una guerra desde el ángulo de quien la sufre, dando igual quienes sean “los buenos” y quienes sean “los malos”, la historia nos enseña que ninguno de estos existen pues ambos son iguales...


Su autora expresa con gran maestría los sentimientos y emociones de su protagonista y esto es algo que me atrapó desde las primeras páginas. No obstante Blanca Miosi tiene una narrativa ligera, sencilla a la par que elegante y eso es algo que me encanta de sus novelas.
"La Búsqueda" es sin duda uno de los mejores libros que he leído este año, y sino el mejor… que lo devoré en tan solo cuatro días.
Creo que a pesar de haberlo leído en mi kindle es uno de esos libros que comprare en papel y que por supuesto regalaré, pues para mí es un "imprescindible" que todos deberíais leer.


Si has leído esta reseña y aun no has leído el libro, no esperes mas... lo tienes a la venta por menos de lo que vale un café (enlaces arriba) te aseguro que no te arrepentirás.También podéis seguir a su autora en su blog, Facebook y Twitter.

Si desean ver la entrada original: Blog de Jesús Tererros

lunes, junio 24, 2013

"Viví todo lo que pude, siempre"

Waldek leyó varias veces "La búsqueda" antes de partir. Siempre recordaré su cara de asombro al ver por escrito todo lo que había hecho durante su vida. Me preguntaba a veces: "¿Blanquita, es verdad que es así como me ves?" y yo le respondía: "Es como eres, Waldek, tal cual". Y él decía pensativo: "Viví todo lo que pude, siempre".

sábado, mayo 25, 2013

Una reseña de José Docavo, escritor.

Reseña #2- La Búsqueda, de Blanca Miosi.......5 estrellas. 8/10

Blanca Miosi, con su novela La Búsqueda, nos regala una historia fascinante, bien documentada y mejor contada, sobre la vida de una niño Polaco, Waldek Grodek, que pasa, de la noche a la mañana, de estar jugando en la casa de campo que su familia posee en los alrededores de Varsovia a verse envuelto en una guerra y poco después, tras ser arrestado por oponerse activamente al nazismo, a ser recluido en los campos de extermino primero de Auschwitz y luego de Mauthausen.

Miosi utiliza una narrativa eficaz para contar una historia real espeluznante, de esas que superan con creces la ficción y de las que si no supieras que se trata de hechos verídicos dejarías sin duda de leer por su aparente incredibilidad. ¿Cómo es posible que una misma persona haya sobrevivido a tantos avatares y todos de una naturaleza tan dispar? La historia de Waldek es la historia de un superviviente y un luchador como pocos, y abarca, y tal vez en eso el título de la novela nos lleve un poco a engaño, desde sus años de prisionero hasta el momento de su vida en que decide pedir la indemnización que el gobierno alemán ofrece a los que trabajaron en calidad de esclavos en los campos de exterminio nazi, circunstancia que sucede en el año 2001. Una indemnización simbólica que, ya con setenta y cuatro años, le sirve de punto de partida para echar la vista atrás y contarnos su historia, no solo para poder él mismo reconciliarse con su pasado, sino para que el mundo no olvide que todo lo que pasó es muy parecido a todo lo que está pasando ahora y que sigue siendo la única causa de todo sufrimiento: la estupidez humana de los ideales y la falta de amor.

A pesar de lo conocido ya del tema, La Búsqueda sigue siendo una novela necesaria y que recomiendo. La trama te atrapa desde el principio y, aunque bien es cierto que hay una parte central en la que el interés del lector decae un poco por el despiste que produce el título, todo el tercio final es incluso más interesante que el principio, especialmente su final; la guinda a una vida al borde continuo de la muerte.

Blog el ingeniero andante

viernes, enero 25, 2013

Un minibooktrailer de LA BÚSQUEDA:

Cortesía de  

                                 ENZOFT PRODUCTIONS Ernesto Valdes

miércoles, enero 02, 2013

Comentario de una lectora enviado a través de mi Web:




Qué sorpresa Vladek!!! Encontrar que vives en mi mismo país. Me considero una lectora muy exigente, de esas necias que les gusta más la forma que el fondo, de esas locas que disfrutan y leen y releen al Cid Campeador en su idioma original sin hablar el euskadi por el simple deleite de oír sus rimas. TU libro me consumió, en dos días mi casa dejó de tener mamá, esposa, timón... esta mañana me levante y lo primero que hice fue prender el kindle para terminar el último capitulo que te confieso no quería terminar. Dirijo un club de lectura de mujeres no tan variopinto como las mujeres de Marcela Serrano pero sí en edad y me gustaría proponer tu libro pero más ambiciosamente invitar a los esposos que desde hace tiempo quieren formar parte del club.


Como Dios es tan bueno y nos puso en el mismo país quisiera saber si cuento contigo para hacerte preguntas sobre el libro así sea por el chat de facebook o por skype el día que lo analicemos, No se si se encuentra en las librerias podría contactar a la dueña del Buscón que es muy amiga mía para la firma del libro, me imagino que no tienes tiempo pero ya Vladek forma parte de mí y quisiera hacer algo más por él.



Patricia Abreu de Angola

domingo, diciembre 16, 2012

LA BÚSQUEDA en versión impresa





La búsqueda es una novela que desde que la publiqué en Amazon en formato digital me ha dado inmensas satisfacciones. Ya son miles las personas que la han descargado y leído, sus cartas me animan, me alientan, me felicitan... y ahora quiero decirles con mucha alegría que está publicada en edición de papel a la venta en Amazon.  Si desean adquirirla pueden hacer clic AQUÍ.  La portada es la misma con pequeñas variantes:

domingo, diciembre 02, 2012

LA BÚSQUEDA en Taiwán

Del 15 al 19 de noviembre del 2012 tuve la oportunidad de conocer Taiwán, con motivo del XX Congreso Mundial de Escritoras y Reporteras (AMMPE) con cede en México. Aquí dejo una foto que creo que también le hubiera gustado ver a Waldek Grodek, mi inolvidable Henry, pues él viajó a esas tierras por asuntos de negocio y ahora lo hice yo por mi carrera literaria como representante del Perú. La ponencia: "La publicación digital y la utilización de las redes sociales para la venta de los libros" Les dejo una foto en la que salimos los dos, apenas se ve en la enorme pantalla, porque las fotos no lo captaron bien, pero quise traerla aquí, donde debe estar.

jueves, agosto 23, 2012

La búsqueda, por Winnie

He completado el circulo de los dos libros de Blanca Miosi (bog: Blanca Miosi y su mundo) que me quería leer. Ya hablé del maravilloso El Legado….y ahora le toca el turno al libro escrito con anterioridad a este: La búsqueda.
“La búsqueda” es el mejor titulo que esta novela podría tener. El protagonista de la obra es Waldek Grodek. Vive una época terrible en su adolescencia….la guerra, Hitler, los campos de concentración. Luego la vida le va posicionando en circunstancias realmente adversas y difíciles……pero él va sobreviviendo. Acabará en Latinoamércia e irá y vendrá de distintos lugares y conviviendo con distintos personajes, alguno de ellos imprescindible para ayudarle a forjar su carácter.

A Waldek no se le dejó ser niño y ahora con sus ochenta y tantos años tienes detrás toda una historia de supervivencia y lucha y sobre todo de búsqueda de él mismo. ¡Bravo Blanca! Un libro maravilloso de alguien que forma parte de ti. Gracias por La búsqueda.


http://ticotica.wordpress.com/2010/11/25/la-busqueda-de-blanca-miosi/#comments

viernes, julio 27, 2012

Opinión de LA BÚSQUEDA en La Bitácora del Sinciforma

Juan, de La Bitácora del Sinciforma, dijo:

Con mucho retraso, haré algunos comentarios sobre la obra de Blanca Miosi titulada La Búsqueda. Digo con mucho retraso porque la leí hará cosa de dos meses y llevo casi todo ese tiempo pendiente de dedicarle unas líneas a esta obra.

Blanca Miosi, cuya bitácora es esta, es una escritora que ya publicó dos de sus obras en papel (La Búsqueda y El Legado) y que tiene en Amazon publicados, en total, siete libros, como puede verse aquí: Blanca Miosi en Amazon. Sus libros tienen gran éxito en Amazon y varios de ellos llevan ocupando durante meses los primeros puestos en las listas de esta tienda virtual. Ya había leído, en papel, El Legado y me gustó mucho. Ahora le ha tocado el turno, en digital, a La Búsqueda que es un libro con especial significado para su autora, ya que está escrito basándose en las experiencias de alguien muy querido para ella.

En primer lugar, resumo mi opinión: es un libro que me ha gustado mucho y que recomiendo a todo el mundo. La obra trata sobre la vida de un muchacho polaco que sufre el encierro en un campo de concentración durante la Segunda Guerra Mundial. Es una obra narrada en primera persona y basada en hechos reales, de ahí que la descripción de todo lo narrado resulta conmovedora y dotada de una precisión y un realismo que, a veces, se echa falta en libros que tratan esta época histórica o episodios de esa misma etapa, como la Guerra Civil Española.

Una cosa importante es que este no es un libro típico sobre el tema. Se debe a varios factores; uno de ellos, que el protagonista no sea judío. Y, también a que el paso del protagonista y narrador por el campo de exterminio es una parte de su vida. Una traumática y que arrastra toda la vida, pero no es una novela que se centre en esa cuestión. Blanca Miosi muestra en esta obra la misma habilidad empleada en El Legado para escribir historias que abarcan periodos muy dilatados en el tiempo aportando la información necesaria para que el relato no resulte pesado pero, tampoco, nos quedemos sin conocer la personalidad y los sucesos que vive el protagonista. Es una lectura que engancha, que resulta complicado dejar de leer y siempre acabas terminando dos o tres capítulos más de los que te habías propuesto.

Es, también, una historia con muy pocos, o ninguno, juicios en mi opinión. Los hechos se narran desde un punto de vista neutral y es el lector quien tiene que sacar sus propias conclusiones. El protagonista muestra su obvio desagrado frente al tratamiento al que le someten los nazis, pero también lo muestra hacia otras cuestiones abusivas provenientes de otras ideologías, lo que no es demasiado habitual. Sobre todo en España, se tiende a idealizar a un bando ideológico y a demonizar al otro, según sea tu ideología política... Eso no se encontrará en La Búsqueda, donde no se toma partido por ninguno de los dos bandos; en el libro se muestran las atrocidades cometidas por unos y por los otros, sin partidismos. Cosa que, por cierto, se agradece.

Lo que más me gustó de esta novela fue el final. En ese momento, comprendes por qué el libro se llama La Búsqueda y la culminación de la novela es excelente. Este recurso literario, de que el título de la novela cobre significado en un momento concreto de la narración es típico de la narrativa breve, y es complicado usarlo bien en novela, como se hace en La Búsqueda.

También hay otra cosa que me ha gustado mucho, aunque no tiene que ver con el libro en sí sino con los regalos que nos ofrece la autora relativos a la novela. Cuando la leáis (sólo cuando la leáis, no antes), podéis ver en esta entrada varias fotos auténticas de personajes que aparecen en la novela. Sí, las personas que aparecen en este libro existieron de verdad y estos eran sus rostros. Un testimonio histórico y un hermoso regalo que nos hace la autora.

Leed y disfrutad de este libro. A mí me gustó mucho.

viernes, julio 20, 2012

LA BÚSQUEDA, "una cautivante novela sobre la condición humana"

Copio este artículo publicado por Marlene Moleon en ERIGINAL BOOKS

La búsqueda: una cautivante novela sobre la condición humana


La búsqueda de Blanca Miosi, una novela sobre las sorpresas que nos da la vida, como diría John Lennon: “La vida es lo que te pasa mientras estás ocupado haciendo otros planes”.
Quiero confesar que me resistí por mucho tiempo a leer a Blanca Miosi. No por pensar que no fuera una buena escritora, sino porque sobre la temática de la Segunda Guerra Mundial no me gusta leer ficción.
Soy una estudiosa de esa fase histórica. He perdido la cuenta de todos los libros que he leído, desde los de Primo Levi, hasta las memorias del arquitecto Albert Speer (el mal llamado “nazi bueno”), y también los análisis posteriores de sociólogos, periodistas e historiadores, desdeSeduced by Hitler (LeBor and Boyes) hasta lo expuesto en la obra maestra de Eric Hobsbawm (Age of Extremes. The Short Twentieth Century).
¿Por qué ese interés en la Segunda Guerra Mundial? Dos razones. Mis abuelos era polacos (Vera Jackiewicz y Trofim Borodowski); sobrevivieron la guerra porque emigraron a Cuba. El resto de la familia  que quedó en Europa murió.  Fueron exterminados por los nazis en su aldea. También tenía –y aún tengo- la curiosidad de entender cómo funcionan las sociedades totalitarias, para poder comprender mejor las reacciones de las personas en el país donde crecí: Cuba.
Todavía algunos se resisten hoy a catalogar al régimen de Cuba como dictadura totalitaria, basándose en el hecho que fue una revolución popular.  Es más o menos aceptable reconocer que las personas se equivocan, pero es menos común aceptar que los pueblos también se pueden equivocar. Los pueblos se equivocaron con Hitler, Stalin, Mussolini, Mao y Castro.
Dicho todo esto lo cierto es que empecé con muchas reservas la lectura. Me preguntaba por qué si se basaba en una historia real –la vida de su esposo- la escribió como novela. Esa decisión me la aclaró Miosi, más tarde: fue una recomendación de Alfaguara porque los testimonios no venden mucho.

Dicen que una persona envejece cuando pierde la capacidad de asombro de un niño. Grodek, el personaje principal de la novela La búsqueda, perdió su inocencia en los campos de concentración de Auschwitz y Mauthausen, pero eso fue sólo el comienzo de su azarosa existencia

LA BÚSQUEDA DE LA FELICIDAD

Luego de esta larga introducción, sólo me queda decir que La búsqueda es una novela fascinante. Blanca logró captar la manera de pensar de Henry W. Jaszczuk cuando era un niño, sin que los sucesos posteriores empañaran lo que sintió en esos momentos.  En un recuento cronológico muestra la inocencia ante los peligros de los bombardeos a Varsovia y el impacto –casi admiración- que tuvo sobre él la aparición del ejército alemán cuando finalmente ocupó la ciudad.
La verdadera historia comienza despues que Grodek sale de  Auschwitz y Mauthausen, y en eso  precisamente consiste la magia de este libro: cómo se logra mantener el interés del lector luego que sobrevive lo que evidentemente fue la etapa más dura de la vida del protagonista. “Había perdido casi completamente la capacidad de tener sentimientos, ésa fue la peor consecuencia de mi cautiverio”, expresa Grodek.
Alguien pudiera suponer que al conocerse en las primeras páginas que Grodek había logrado sobrevivir al campo de exterminio la exposición perdería el principal motivo de  interes del lector. Pero en realidad es la vida misma la que tiene que enfrentar después de aquella experiencia. El conflicto principal es la búsqueda de la felicidad, pero  ocurren muchas y diferentes aventuras y contratiempos. Como dijera Forrest Gump  “La vida es como una caja de chocolate. Tú nunca sabes lo que te va a tocar”.

UNA NOVELA SOBRE LA CONDICIÓN HUMANA

Hay personas que sufren situaciones terribles en la vida, y no lo logran superar. Viven el resto de sus días destilando odio o compasión por sí mismos. Nunca vuelven a levantarse. Muchos lectores han catalogado el libro de Blanca como inspirador porque Waldek Grodek no sólo sobrevivió a Auschwitz y Mauthausen, sino a la vida misma, y a pesar de todas sus tribulaciones, desterró el odio de su corazón: “Mi vida ha sido dura, me tuve que librar del odio o hubiese terminado odiando a todo el mundo”.
Perdonar es derecho exclusivo de la víctima. Waldek Grodek (Henry W. Jaszczuk) decidió perdonar. Era su derecho, y tal vez esa decisión es lo que le permitió que sobreviviera todo lo que vivió después de su estancia en el campo de concentración. Es difícil perdonar ¿quién lo duda? Eva Mozes Kor, una víctima del Holocausto fue criticada por su decisión de perdonar a los nazis que asesinaron a su familia y, en particular, al Dr. Josef Mengele, que experimentó con ella y su hermana gemela, Miriam Mozes (Forgiving Dr. Mengele).

UNA EXCELENTE NARRADORA

La historia de Henry W. Jaszczuk es fabulosamente rica, pero habría quedado como un libro más de los millones publicados si Blanca Miosi no se hubiera empeñado en escribir una narración que atrajera al lector. Luego de una primera versión que fuera rechazada “porque los testimonios no son tan comerciales”, estuvo reescribiendo la historia por cuatro años.
La búsqueda lleva más de 26 semanas entre los libros más leídos en español en Amazon a un precio que oscila entre $0.99 a $1.50 como libro electrónico.  Su autora lo ofrece a un precio barato porque en definitiva, como sabiamente proclamara en 1759, Samuel Johnson, el hombre de letras más distinguido de la historia inglesa: “Un escritor sólo comienza un libro. Un lector lo termina”.

jueves, julio 05, 2012

Reseña en LIBROS QUE VOY LEYENDO: "LA BÚSQUEDA"


Mi novela "La búsqueda", que fue publicada en el 2008 en formato impreso por Editorial Roca, está en Amazon en formato digital desde hace nueve meses durante los cuales se ha mantenido en los primeros lugares, primero en USA, en donde sigue el primer lugar del ranking americano desde hace nueve semanas y ahora en España, en los primeros lugares del top 100.

El blog Libros que voy Leyendo hizo una reseña que creo merece la pena compartirla desde aquí:


Impresiones


Hace tiempo que descubrí a Blanca Miosi a través de otros blogs, pero hasta ahora no había tenido la ocasión de leer ninguna de sus obras. Empecé por “La búsqueda”, una novela cuyo argumento me atrajo desde el primer momento y que me pareció la más adecuada para acercarme al estilo de la autora; os puedo asegurar que no me equivoqué, la lectura de este libro me ha encantado.

La búsqueda es la historia de Waldek Grodek, un pequeño polaco de apenas diez años cuya apacible vida se ve interrumpida por la invasión alemana a Polonia. A partir de ese momento todo lo que conoce cambiará y nunca volverá a ser lo mismo.


He sentido de una forma muy intensa los horrores de la guerra, he visto a través de los ojos de Waldek el sufrimiento que le rodeaba y he sufrido a través de sus carnes las torturas, el hambre y las desgracias. No hay muchas novelas que puedan presumir de lograr eso. Pero es que además la historia no se centra solo en el holocausto, no, pues la vida de Waldek fue una vida vivida intensamente, con muchos giros del destino que nos sorprenden, alegran o aterran.

Es increíble la fuerza que tiene esta novela, capaz de arrastrarte a su interior y no soltarte hasta las últimas páginas. Waldek es un personaje muy vivo, real, cercano, entrañable y con muchas ganas de vivir, capaz de perdonar, olvidar y levantarse una y otra vez.

No quiero desvelaros nada, quiero que descubráis “La búsqueda” por vosotros mismos, que acompañéis a Waldek en la aventura de su vida, desde Polonia hasta Latinoamérica, sin descanso, tomando a su lado decisiones nunca fáciles. Esta novela me ha recordado a otra con la que también disfruté mucho, a “Dime quién soy” de Julia Navarro, aunque hay una gran diferencia entre ambas: el protagonista de “La búsqueda”, Waldek Grodek, existió y eso la dota de si cabe más valor.

Si aún no la habéis leído, ha llegado el momento de que lo hagáis, no os arrepentiréis.


viernes, mayo 18, 2012

La búsqueda: Un comentario de Marta Querol Benech

Marta Querol Benech, la conocida escritora autora del Best Seller El final del Ave Fénix, hizo un comentario en Amazon.es, acerca de la novela La búsqueda:

"Preciosa novela narrada con una sencillez exquisita que nos lleva a través de algunos de los principales hitos de la historia del último siglo y el actual, de la mano de un personaje que se hace querer, Waldek Grodek, un niño polaco con una vida digna de ser contada. Desde el nazismo hasta las revueltas marxistas de hispanoamérica, pasando por la división de Europa, iremos viviendo situaciones conmovedoras unas, indignantes y dolorosas otras, divertidas y esperpénticas algunas (impagables los episodios de su relación con Juana) en una narración que termina con la misma potencia con la que empieza, y con el fantasma del nazismo sobrevolando toda la historia. Cuenta mucho, y lo cuenta bien, sin excesos de dramatismo o morbosidad, que la historia daba para ello. Aun así impresiona y golpea al lector, sobre todo el inicio y el final. Una novela que termina con un mensaje duro, difícil de asimilar aunque realista, que invita a la reflexión. Me ha encantado."

Comentarios como este se agradecen, proviniendo de una escritora tan reconocida. ¡Muchas gracias Marta!

lunes, abril 23, 2012

Mercedes Pinto nos habla de "La búsqueda"

Mercedes Pinto, es una escritora que conocí en Facebook, estoy leyendo su novela "Maldita" y pronto haré una reseña en mi blog Blanca Miosi y su Mundo.  tuvo la gentileza de hacer un comentario de La búsqueda:



En estas últimas semanas he tenido la oportunidad de conocer las obras de varios escritores de Amazon. Tengo que deciros que estoy gratamente sorprendida, hay muchos y muy buenos. Como es el caso de Blanca Miosi.

“La búsqueda"


Relata en primera persona la vida Waldek Grodek desde que con tan solo diez años los alemanes invadieran su país, Polonia. Con respecto al argumento no diré más, solo que está basada en hechos reales.Además de la historia en sí misma, que es verdaderamente estremecedora, lo que más me ha sorprendido de Blanca es su manera de contar, sin autocomplacencias a pesar de la dura trama, manteniendo la distancia justa entre ella y el lector para no adoctrinar. Blanca tiene la habilidad necesaria para respetar ese espacio que pertenece al lector, en el que reinventa sobre la historia que tiene entre sus manos.

“La búsqueda”, además de estar maravillosamente escrita, es una historia llena de episodios de nuestro pasado más reciente que no dejará indiferente a nadie.

He disfrutado, mucho; no me extraña que sus obras ocupen los primeros puestos en Amazon desde hace meses. Y he aprendido algo muy importante: en las plataformas digitales podemos encontrar historias tan maravillosas como bien contadas, de escritores con don y excelente oficio.

Un saludo y hasta muy pronto, amigos.

Si desean conocer el blog de Mercedes Pinto:  SOY MI PALABRA


¡Muchas gracias, Mercedes, por haber leído mi novela!

martes, abril 10, 2012

La búsqueda, reseñada por "Libros que voy Leyendo"

Mi novela "La búsqueda", que fue publicada en el 2008 en formato impreso por Editorial Roca, está en Amazon en formato digital desde hace nueve meses durante los cuales se ha mantenido en los primeros lugares, primero en USA, en donde sigue en los primeros 10 puestos del ranking americano en donde existen más de 35.000 libros en español y ahora en España, en los primeros lugares del top 100, en donde últimamente también se ha incrementado la cantidad de libros con la inclusión de novelas en idioma inglés.


El blog Libros que voy Leyendo hizo una reseña que creo merece la pena compartirla desde aquí:


Impresiones


Hace tiempo que descubrí a Blanca Miosi a través de otros blogs, pero hasta ahora no había tenido la ocasión de leer ninguna de sus obras. Empecé por “La búsqueda”, una novela cuyo argumento me atrajo desde el primer momento y que me pareció la más adecuada para acercarme al estilo de la autora; os puedo asegurar que no me equivoqué, la lectura de este libro me ha encantado.

La búsqueda es la historia de Waldek Grodek, un pequeño polaco de apenas diez años cuya apacible vida se ve interrumpida por la invasión alemana a Polonia. A partir de ese momento todo lo que conoce cambiará y nunca volverá a ser lo mismo.


He sentido de una forma muy intensa los horrores de la guerra, he visto a través de los ojos de Waldek el sufrimiento que le rodeaba y he sufrido a través de sus carnes las torturas, el hambre y las desgracias. No hay muchas novelas que puedan presumir de lograr eso. Pero es que además la historia no se centra solo en el holocausto, no, pues la vida de Waldek fue una vida vivida intensamente, con muchos giros del destino que nos sorprenden, alegran o aterran.

Es increíble la fuerza que tiene esta novela, capaz de arrastrarte a su interior y no soltarte hasta las últimas páginas. Waldek es un personaje muy vivo, real, cercano, entrañable y con muchas ganas de vivir, capaz de perdonar, olvidar y levantarse una y otra vez.

No quiero desvelaros nada, quiero que descubráis “La búsqueda” por vosotros mismos, que acompañéis a Waldek en la aventura de su vida, desde Polonia hasta Latinoamérica, sin descanso, tomando a su lado decisiones nunca fáciles. Esta novela me ha recordado a otra con la que también disfruté mucho, a “Dime quién soy” de Julia Navarro, aunque hay una gran diferencia entre ambas: el protagonista de “La búsqueda”, Waldek Grodek, existió y eso la dota de si cabe más valor.

Si aún no la habéis leído, ha llegado el momento de que lo hagáis, no os arrepentiréis.