sábado, mayo 25, 2013

Una reseña de José Docavo, escritor.

Reseña #2- La Búsqueda, de Blanca Miosi.......5 estrellas. 8/10

Blanca Miosi, con su novela La Búsqueda, nos regala una historia fascinante, bien documentada y mejor contada, sobre la vida de una niño Polaco, Waldek Grodek, que pasa, de la noche a la mañana, de estar jugando en la casa de campo que su familia posee en los alrededores de Varsovia a verse envuelto en una guerra y poco después, tras ser arrestado por oponerse activamente al nazismo, a ser recluido en los campos de extermino primero de Auschwitz y luego de Mauthausen.

Miosi utiliza una narrativa eficaz para contar una historia real espeluznante, de esas que superan con creces la ficción y de las que si no supieras que se trata de hechos verídicos dejarías sin duda de leer por su aparente incredibilidad. ¿Cómo es posible que una misma persona haya sobrevivido a tantos avatares y todos de una naturaleza tan dispar? La historia de Waldek es la historia de un superviviente y un luchador como pocos, y abarca, y tal vez en eso el título de la novela nos lleve un poco a engaño, desde sus años de prisionero hasta el momento de su vida en que decide pedir la indemnización que el gobierno alemán ofrece a los que trabajaron en calidad de esclavos en los campos de exterminio nazi, circunstancia que sucede en el año 2001. Una indemnización simbólica que, ya con setenta y cuatro años, le sirve de punto de partida para echar la vista atrás y contarnos su historia, no solo para poder él mismo reconciliarse con su pasado, sino para que el mundo no olvide que todo lo que pasó es muy parecido a todo lo que está pasando ahora y que sigue siendo la única causa de todo sufrimiento: la estupidez humana de los ideales y la falta de amor.

A pesar de lo conocido ya del tema, La Búsqueda sigue siendo una novela necesaria y que recomiendo. La trama te atrapa desde el principio y, aunque bien es cierto que hay una parte central en la que el interés del lector decae un poco por el despiste que produce el título, todo el tercio final es incluso más interesante que el principio, especialmente su final; la guinda a una vida al borde continuo de la muerte.

Blog el ingeniero andante

No hay comentarios: