domingo, diciembre 16, 2012

LA BÚSQUEDA en versión impresa





La búsqueda es una novela que desde que la publiqué en Amazon en formato digital me ha dado inmensas satisfacciones. Ya son miles las personas que la han descargado y leído, sus cartas me animan, me alientan, me felicitan... y ahora quiero decirles con mucha alegría que está publicada en edición de papel a la venta en Amazon.  Si desean adquirirla pueden hacer clic AQUÍ.  La portada es la misma con pequeñas variantes:

domingo, diciembre 02, 2012

LA BÚSQUEDA en Taiwán

Del 15 al 19 de noviembre del 2012 tuve la oportunidad de conocer Taiwán, con motivo del XX Congreso Mundial de Escritoras y Reporteras (AMMPE) con cede en México. Aquí dejo una foto que creo que también le hubiera gustado ver a Waldek Grodek, mi inolvidable Henry, pues él viajó a esas tierras por asuntos de negocio y ahora lo hice yo por mi carrera literaria como representante del Perú. La ponencia: "La publicación digital y la utilización de las redes sociales para la venta de los libros" Les dejo una foto en la que salimos los dos, apenas se ve en la enorme pantalla, porque las fotos no lo captaron bien, pero quise traerla aquí, donde debe estar.

jueves, agosto 23, 2012

La búsqueda, por Winnie

He completado el circulo de los dos libros de Blanca Miosi (bog: Blanca Miosi y su mundo) que me quería leer. Ya hablé del maravilloso El Legado….y ahora le toca el turno al libro escrito con anterioridad a este: La búsqueda.
“La búsqueda” es el mejor titulo que esta novela podría tener. El protagonista de la obra es Waldek Grodek. Vive una época terrible en su adolescencia….la guerra, Hitler, los campos de concentración. Luego la vida le va posicionando en circunstancias realmente adversas y difíciles……pero él va sobreviviendo. Acabará en Latinoamércia e irá y vendrá de distintos lugares y conviviendo con distintos personajes, alguno de ellos imprescindible para ayudarle a forjar su carácter.

A Waldek no se le dejó ser niño y ahora con sus ochenta y tantos años tienes detrás toda una historia de supervivencia y lucha y sobre todo de búsqueda de él mismo. ¡Bravo Blanca! Un libro maravilloso de alguien que forma parte de ti. Gracias por La búsqueda.


http://ticotica.wordpress.com/2010/11/25/la-busqueda-de-blanca-miosi/#comments

viernes, julio 27, 2012

Opinión de LA BÚSQUEDA en La Bitácora del Sinciforma

Juan, de La Bitácora del Sinciforma, dijo:

Con mucho retraso, haré algunos comentarios sobre la obra de Blanca Miosi titulada La Búsqueda. Digo con mucho retraso porque la leí hará cosa de dos meses y llevo casi todo ese tiempo pendiente de dedicarle unas líneas a esta obra.

Blanca Miosi, cuya bitácora es esta, es una escritora que ya publicó dos de sus obras en papel (La Búsqueda y El Legado) y que tiene en Amazon publicados, en total, siete libros, como puede verse aquí: Blanca Miosi en Amazon. Sus libros tienen gran éxito en Amazon y varios de ellos llevan ocupando durante meses los primeros puestos en las listas de esta tienda virtual. Ya había leído, en papel, El Legado y me gustó mucho. Ahora le ha tocado el turno, en digital, a La Búsqueda que es un libro con especial significado para su autora, ya que está escrito basándose en las experiencias de alguien muy querido para ella.

En primer lugar, resumo mi opinión: es un libro que me ha gustado mucho y que recomiendo a todo el mundo. La obra trata sobre la vida de un muchacho polaco que sufre el encierro en un campo de concentración durante la Segunda Guerra Mundial. Es una obra narrada en primera persona y basada en hechos reales, de ahí que la descripción de todo lo narrado resulta conmovedora y dotada de una precisión y un realismo que, a veces, se echa falta en libros que tratan esta época histórica o episodios de esa misma etapa, como la Guerra Civil Española.

Una cosa importante es que este no es un libro típico sobre el tema. Se debe a varios factores; uno de ellos, que el protagonista no sea judío. Y, también a que el paso del protagonista y narrador por el campo de exterminio es una parte de su vida. Una traumática y que arrastra toda la vida, pero no es una novela que se centre en esa cuestión. Blanca Miosi muestra en esta obra la misma habilidad empleada en El Legado para escribir historias que abarcan periodos muy dilatados en el tiempo aportando la información necesaria para que el relato no resulte pesado pero, tampoco, nos quedemos sin conocer la personalidad y los sucesos que vive el protagonista. Es una lectura que engancha, que resulta complicado dejar de leer y siempre acabas terminando dos o tres capítulos más de los que te habías propuesto.

Es, también, una historia con muy pocos, o ninguno, juicios en mi opinión. Los hechos se narran desde un punto de vista neutral y es el lector quien tiene que sacar sus propias conclusiones. El protagonista muestra su obvio desagrado frente al tratamiento al que le someten los nazis, pero también lo muestra hacia otras cuestiones abusivas provenientes de otras ideologías, lo que no es demasiado habitual. Sobre todo en España, se tiende a idealizar a un bando ideológico y a demonizar al otro, según sea tu ideología política... Eso no se encontrará en La Búsqueda, donde no se toma partido por ninguno de los dos bandos; en el libro se muestran las atrocidades cometidas por unos y por los otros, sin partidismos. Cosa que, por cierto, se agradece.

Lo que más me gustó de esta novela fue el final. En ese momento, comprendes por qué el libro se llama La Búsqueda y la culminación de la novela es excelente. Este recurso literario, de que el título de la novela cobre significado en un momento concreto de la narración es típico de la narrativa breve, y es complicado usarlo bien en novela, como se hace en La Búsqueda.

También hay otra cosa que me ha gustado mucho, aunque no tiene que ver con el libro en sí sino con los regalos que nos ofrece la autora relativos a la novela. Cuando la leáis (sólo cuando la leáis, no antes), podéis ver en esta entrada varias fotos auténticas de personajes que aparecen en la novela. Sí, las personas que aparecen en este libro existieron de verdad y estos eran sus rostros. Un testimonio histórico y un hermoso regalo que nos hace la autora.

Leed y disfrutad de este libro. A mí me gustó mucho.

viernes, julio 20, 2012

LA BÚSQUEDA, "una cautivante novela sobre la condición humana"

Copio este artículo publicado por Marlene Moleon en ERIGINAL BOOKS

La búsqueda: una cautivante novela sobre la condición humana


La búsqueda de Blanca Miosi, una novela sobre las sorpresas que nos da la vida, como diría John Lennon: “La vida es lo que te pasa mientras estás ocupado haciendo otros planes”.
Quiero confesar que me resistí por mucho tiempo a leer a Blanca Miosi. No por pensar que no fuera una buena escritora, sino porque sobre la temática de la Segunda Guerra Mundial no me gusta leer ficción.
Soy una estudiosa de esa fase histórica. He perdido la cuenta de todos los libros que he leído, desde los de Primo Levi, hasta las memorias del arquitecto Albert Speer (el mal llamado “nazi bueno”), y también los análisis posteriores de sociólogos, periodistas e historiadores, desdeSeduced by Hitler (LeBor and Boyes) hasta lo expuesto en la obra maestra de Eric Hobsbawm (Age of Extremes. The Short Twentieth Century).
¿Por qué ese interés en la Segunda Guerra Mundial? Dos razones. Mis abuelos era polacos (Vera Jackiewicz y Trofim Borodowski); sobrevivieron la guerra porque emigraron a Cuba. El resto de la familia  que quedó en Europa murió.  Fueron exterminados por los nazis en su aldea. También tenía –y aún tengo- la curiosidad de entender cómo funcionan las sociedades totalitarias, para poder comprender mejor las reacciones de las personas en el país donde crecí: Cuba.
Todavía algunos se resisten hoy a catalogar al régimen de Cuba como dictadura totalitaria, basándose en el hecho que fue una revolución popular.  Es más o menos aceptable reconocer que las personas se equivocan, pero es menos común aceptar que los pueblos también se pueden equivocar. Los pueblos se equivocaron con Hitler, Stalin, Mussolini, Mao y Castro.
Dicho todo esto lo cierto es que empecé con muchas reservas la lectura. Me preguntaba por qué si se basaba en una historia real –la vida de su esposo- la escribió como novela. Esa decisión me la aclaró Miosi, más tarde: fue una recomendación de Alfaguara porque los testimonios no venden mucho.

Dicen que una persona envejece cuando pierde la capacidad de asombro de un niño. Grodek, el personaje principal de la novela La búsqueda, perdió su inocencia en los campos de concentración de Auschwitz y Mauthausen, pero eso fue sólo el comienzo de su azarosa existencia

LA BÚSQUEDA DE LA FELICIDAD

Luego de esta larga introducción, sólo me queda decir que La búsqueda es una novela fascinante. Blanca logró captar la manera de pensar de Henry W. Jaszczuk cuando era un niño, sin que los sucesos posteriores empañaran lo que sintió en esos momentos.  En un recuento cronológico muestra la inocencia ante los peligros de los bombardeos a Varsovia y el impacto –casi admiración- que tuvo sobre él la aparición del ejército alemán cuando finalmente ocupó la ciudad.
La verdadera historia comienza despues que Grodek sale de  Auschwitz y Mauthausen, y en eso  precisamente consiste la magia de este libro: cómo se logra mantener el interés del lector luego que sobrevive lo que evidentemente fue la etapa más dura de la vida del protagonista. “Había perdido casi completamente la capacidad de tener sentimientos, ésa fue la peor consecuencia de mi cautiverio”, expresa Grodek.
Alguien pudiera suponer que al conocerse en las primeras páginas que Grodek había logrado sobrevivir al campo de exterminio la exposición perdería el principal motivo de  interes del lector. Pero en realidad es la vida misma la que tiene que enfrentar después de aquella experiencia. El conflicto principal es la búsqueda de la felicidad, pero  ocurren muchas y diferentes aventuras y contratiempos. Como dijera Forrest Gump  “La vida es como una caja de chocolate. Tú nunca sabes lo que te va a tocar”.

UNA NOVELA SOBRE LA CONDICIÓN HUMANA

Hay personas que sufren situaciones terribles en la vida, y no lo logran superar. Viven el resto de sus días destilando odio o compasión por sí mismos. Nunca vuelven a levantarse. Muchos lectores han catalogado el libro de Blanca como inspirador porque Waldek Grodek no sólo sobrevivió a Auschwitz y Mauthausen, sino a la vida misma, y a pesar de todas sus tribulaciones, desterró el odio de su corazón: “Mi vida ha sido dura, me tuve que librar del odio o hubiese terminado odiando a todo el mundo”.
Perdonar es derecho exclusivo de la víctima. Waldek Grodek (Henry W. Jaszczuk) decidió perdonar. Era su derecho, y tal vez esa decisión es lo que le permitió que sobreviviera todo lo que vivió después de su estancia en el campo de concentración. Es difícil perdonar ¿quién lo duda? Eva Mozes Kor, una víctima del Holocausto fue criticada por su decisión de perdonar a los nazis que asesinaron a su familia y, en particular, al Dr. Josef Mengele, que experimentó con ella y su hermana gemela, Miriam Mozes (Forgiving Dr. Mengele).

UNA EXCELENTE NARRADORA

La historia de Henry W. Jaszczuk es fabulosamente rica, pero habría quedado como un libro más de los millones publicados si Blanca Miosi no se hubiera empeñado en escribir una narración que atrajera al lector. Luego de una primera versión que fuera rechazada “porque los testimonios no son tan comerciales”, estuvo reescribiendo la historia por cuatro años.
La búsqueda lleva más de 26 semanas entre los libros más leídos en español en Amazon a un precio que oscila entre $0.99 a $1.50 como libro electrónico.  Su autora lo ofrece a un precio barato porque en definitiva, como sabiamente proclamara en 1759, Samuel Johnson, el hombre de letras más distinguido de la historia inglesa: “Un escritor sólo comienza un libro. Un lector lo termina”.

jueves, julio 05, 2012

Reseña en LIBROS QUE VOY LEYENDO: "LA BÚSQUEDA"


Mi novela "La búsqueda", que fue publicada en el 2008 en formato impreso por Editorial Roca, está en Amazon en formato digital desde hace nueve meses durante los cuales se ha mantenido en los primeros lugares, primero en USA, en donde sigue el primer lugar del ranking americano desde hace nueve semanas y ahora en España, en los primeros lugares del top 100.

El blog Libros que voy Leyendo hizo una reseña que creo merece la pena compartirla desde aquí:


Impresiones


Hace tiempo que descubrí a Blanca Miosi a través de otros blogs, pero hasta ahora no había tenido la ocasión de leer ninguna de sus obras. Empecé por “La búsqueda”, una novela cuyo argumento me atrajo desde el primer momento y que me pareció la más adecuada para acercarme al estilo de la autora; os puedo asegurar que no me equivoqué, la lectura de este libro me ha encantado.

La búsqueda es la historia de Waldek Grodek, un pequeño polaco de apenas diez años cuya apacible vida se ve interrumpida por la invasión alemana a Polonia. A partir de ese momento todo lo que conoce cambiará y nunca volverá a ser lo mismo.


He sentido de una forma muy intensa los horrores de la guerra, he visto a través de los ojos de Waldek el sufrimiento que le rodeaba y he sufrido a través de sus carnes las torturas, el hambre y las desgracias. No hay muchas novelas que puedan presumir de lograr eso. Pero es que además la historia no se centra solo en el holocausto, no, pues la vida de Waldek fue una vida vivida intensamente, con muchos giros del destino que nos sorprenden, alegran o aterran.

Es increíble la fuerza que tiene esta novela, capaz de arrastrarte a su interior y no soltarte hasta las últimas páginas. Waldek es un personaje muy vivo, real, cercano, entrañable y con muchas ganas de vivir, capaz de perdonar, olvidar y levantarse una y otra vez.

No quiero desvelaros nada, quiero que descubráis “La búsqueda” por vosotros mismos, que acompañéis a Waldek en la aventura de su vida, desde Polonia hasta Latinoamérica, sin descanso, tomando a su lado decisiones nunca fáciles. Esta novela me ha recordado a otra con la que también disfruté mucho, a “Dime quién soy” de Julia Navarro, aunque hay una gran diferencia entre ambas: el protagonista de “La búsqueda”, Waldek Grodek, existió y eso la dota de si cabe más valor.

Si aún no la habéis leído, ha llegado el momento de que lo hagáis, no os arrepentiréis.


viernes, mayo 18, 2012

La búsqueda: Un comentario de Marta Querol Benech

Marta Querol Benech, la conocida escritora autora del Best Seller El final del Ave Fénix, hizo un comentario en Amazon.es, acerca de la novela La búsqueda:

"Preciosa novela narrada con una sencillez exquisita que nos lleva a través de algunos de los principales hitos de la historia del último siglo y el actual, de la mano de un personaje que se hace querer, Waldek Grodek, un niño polaco con una vida digna de ser contada. Desde el nazismo hasta las revueltas marxistas de hispanoamérica, pasando por la división de Europa, iremos viviendo situaciones conmovedoras unas, indignantes y dolorosas otras, divertidas y esperpénticas algunas (impagables los episodios de su relación con Juana) en una narración que termina con la misma potencia con la que empieza, y con el fantasma del nazismo sobrevolando toda la historia. Cuenta mucho, y lo cuenta bien, sin excesos de dramatismo o morbosidad, que la historia daba para ello. Aun así impresiona y golpea al lector, sobre todo el inicio y el final. Una novela que termina con un mensaje duro, difícil de asimilar aunque realista, que invita a la reflexión. Me ha encantado."

Comentarios como este se agradecen, proviniendo de una escritora tan reconocida. ¡Muchas gracias Marta!

lunes, abril 23, 2012

Mercedes Pinto nos habla de "La búsqueda"

Mercedes Pinto, es una escritora que conocí en Facebook, estoy leyendo su novela "Maldita" y pronto haré una reseña en mi blog Blanca Miosi y su Mundo.  tuvo la gentileza de hacer un comentario de La búsqueda:



En estas últimas semanas he tenido la oportunidad de conocer las obras de varios escritores de Amazon. Tengo que deciros que estoy gratamente sorprendida, hay muchos y muy buenos. Como es el caso de Blanca Miosi.

“La búsqueda"


Relata en primera persona la vida Waldek Grodek desde que con tan solo diez años los alemanes invadieran su país, Polonia. Con respecto al argumento no diré más, solo que está basada en hechos reales.Además de la historia en sí misma, que es verdaderamente estremecedora, lo que más me ha sorprendido de Blanca es su manera de contar, sin autocomplacencias a pesar de la dura trama, manteniendo la distancia justa entre ella y el lector para no adoctrinar. Blanca tiene la habilidad necesaria para respetar ese espacio que pertenece al lector, en el que reinventa sobre la historia que tiene entre sus manos.

“La búsqueda”, además de estar maravillosamente escrita, es una historia llena de episodios de nuestro pasado más reciente que no dejará indiferente a nadie.

He disfrutado, mucho; no me extraña que sus obras ocupen los primeros puestos en Amazon desde hace meses. Y he aprendido algo muy importante: en las plataformas digitales podemos encontrar historias tan maravillosas como bien contadas, de escritores con don y excelente oficio.

Un saludo y hasta muy pronto, amigos.

Si desean conocer el blog de Mercedes Pinto:  SOY MI PALABRA


¡Muchas gracias, Mercedes, por haber leído mi novela!

martes, abril 10, 2012

La búsqueda, reseñada por "Libros que voy Leyendo"

Mi novela "La búsqueda", que fue publicada en el 2008 en formato impreso por Editorial Roca, está en Amazon en formato digital desde hace nueve meses durante los cuales se ha mantenido en los primeros lugares, primero en USA, en donde sigue en los primeros 10 puestos del ranking americano en donde existen más de 35.000 libros en español y ahora en España, en los primeros lugares del top 100, en donde últimamente también se ha incrementado la cantidad de libros con la inclusión de novelas en idioma inglés.


El blog Libros que voy Leyendo hizo una reseña que creo merece la pena compartirla desde aquí:


Impresiones


Hace tiempo que descubrí a Blanca Miosi a través de otros blogs, pero hasta ahora no había tenido la ocasión de leer ninguna de sus obras. Empecé por “La búsqueda”, una novela cuyo argumento me atrajo desde el primer momento y que me pareció la más adecuada para acercarme al estilo de la autora; os puedo asegurar que no me equivoqué, la lectura de este libro me ha encantado.

La búsqueda es la historia de Waldek Grodek, un pequeño polaco de apenas diez años cuya apacible vida se ve interrumpida por la invasión alemana a Polonia. A partir de ese momento todo lo que conoce cambiará y nunca volverá a ser lo mismo.


He sentido de una forma muy intensa los horrores de la guerra, he visto a través de los ojos de Waldek el sufrimiento que le rodeaba y he sufrido a través de sus carnes las torturas, el hambre y las desgracias. No hay muchas novelas que puedan presumir de lograr eso. Pero es que además la historia no se centra solo en el holocausto, no, pues la vida de Waldek fue una vida vivida intensamente, con muchos giros del destino que nos sorprenden, alegran o aterran.

Es increíble la fuerza que tiene esta novela, capaz de arrastrarte a su interior y no soltarte hasta las últimas páginas. Waldek es un personaje muy vivo, real, cercano, entrañable y con muchas ganas de vivir, capaz de perdonar, olvidar y levantarse una y otra vez.

No quiero desvelaros nada, quiero que descubráis “La búsqueda” por vosotros mismos, que acompañéis a Waldek en la aventura de su vida, desde Polonia hasta Latinoamérica, sin descanso, tomando a su lado decisiones nunca fáciles. Esta novela me ha recordado a otra con la que también disfruté mucho, a “Dime quién soy” de Julia Navarro, aunque hay una gran diferencia entre ambas: el protagonista de “La búsqueda”, Waldek Grodek, existió y eso la dota de si cabe más valor.

Si aún no la habéis leído, ha llegado el momento de que lo hagáis, no os arrepentiréis.


martes, marzo 20, 2012

La búsqueda, Blanca Miosi, una reseña de Mayte Esteban

A veces los libros llegan a uno por los caminos más insospechados. A veces están en un cajón de supermercado y los rescato, otras llegan en un correo electrónico, a veces el mismo autor me busca y me propone su lectura… Nunca prometo una reseña porque una vez reseñé un libro por compromiso y me sentí incómoda con el resultado. Me parecía que el hecho de que el autor hubiera puesto su confianza en mí merecía al menos una reseña que no hiciera daño, pero se me quedaron cosas en el tintero que querría haber contado. Las guardé por respeto pero me juré que no lo iba a hacer más. Nadie me paga por esto, no debo nada a nadie, por lo tanto tengo el derecho de decidir si cuento mis impresiones sinceras sobre una obra o no.

Dicho esto, podréis deducir que este es un libro que me ha gustado muchísimo. Contaré cómo llegó La Búsqueda a mis manos. Realmente fue tras una búsqueda. Mi hijo mayor vio la novela de Blanca Miosi en un blog y como es un apasionado de la Segunda Guerra Mundial el argumento le atrajo. El hecho de que Waldek Grodek, el protagonista, en el arranque del libro tuviera casi la misma edad que él despertó su interés inmediato. Me pidió que lo descargase de Amazon, pero no me gusta que lea en la tablet por costumbre, es pequeño y quiero cuidar su vista, y había visto que este libro de editó en papel en España. Me puse en contacto con Blanca y ella me indicó la manera de conseguir uno de los pocos ejemplares que quedan todavía. En la librería de Madrid que lo conservaba tuvieron un problema con el servidor de internet y cuando ya pensábamos que no lo íbamos a conseguir… ¡bingo! Recibí una llamada telefónica del librero. Al día siguiente estaba en nuestras manos. De eso hace tiempo pero he tenido que esperar turno en casa para leerlo.

Encaré la novela sabiendo desde el principio que lo que iba a leer no era ficción, sino la vida de alguien real y quiero decir que la sorpresa fue mayúscula, no sólo porque la narración no era un mero relato encadenado de sucesos. La trama de la vida de Waldek Grodek se sucedía, bien hilada, como en cualquier libro de ficción, posibilitándome, como lectora, un seguimiento de los hechos por un lado y un sentimiento de empatía con los sucesos por otro lado. Es que no es difícil, una vez que te sumerges en sus páginas, no sentirte en la piel del protagonista mientras está preso en los campos de extermino nazi, es imposible dejar de lado el hambre, las palizas porque sí, el sufrimiento y la impotencia que generan en alguien muy joven en ese momento la barbarie que está viviendo.

La narración, en primera persona, contribuye a acercar la historia. Sientes que el mismo Waldek te transmite sus miedos, sus pensamientos, su angustia y hasta su desconcierto. Vives con él sus experiencias vitales, sus amores y los éxitos que logra en su dilatada vida.

Superados los durísimos comienzos, la manera en la que Waldek se enfrenta a las situaciones que va encontrando en su vida hacía que cada vez más me imaginase una película. No me ha extrañado nada que Blanca se plantease a la ardua tarea de convertir la vida de su esposo en novela, porque lo que le fue pasando a lo largo de su vida lo merece. No creo que haya muchas más personas que hayan sobrevivido a los trabajos forzados en los campos de concentración y al atentado del 11 de septiembre en Nueva York, por mencionar sólo dos circunstancias de las muchas que aparecen en el relato.


No me gusta destripar los libros, me gusta saborearlos, quedarme con las sensaciones y transmitirlas para que seáis vosotros quienes, cuando la novela caiga en vuestras manos, la disfrutéis desde la perspectiva de algo nuevo. Yo, desde aquí, sólo os digo una cosa: merece la pena el tiempo que le dediquéis.

Al margen de lo que la historia relata, he tenido, como me pasa siempre que leo la vida de otro, la sensación de sentirme transportada a recuerdos propios. No tienen nada que ver con la guerra, por fortuna no he vivido nada de eso, pero una sola palabra despertó un recuerdo olvidado. La palabra es "cholo". Hace años, en cuarto de carrera, tuvimos una profesora de intercambio. Me siento un poco idiota por no recordar su nombre con claridad, creo que era Carmen, pero lo que sí recuerdo con intensidad es el apuro en el que mis compañeros y yo la pusimos. Mi profesora era peruana, vagamente recuerdo que venía de la Universidad Católica de Lima y le habían encomendado la misión de darnos clase, por un año, de geografía descriptiva de España. Cuando se presentó como peruana y nos habló del temario le pedimos que cambiase su objetivo, si era posible. Al fin y al cabo, los proyectos de geógrafo que éramos, teníamos bastante clara la geografía de nuestro país y desconocíamos todo sobre Perú. Se sorprendió y supongo que en el fondo le hicimos una faena, llevaba todo el verano preparando la asignatura, pero accedió. Durante un curso, Perú fue una asignatura de la que incluso me examiné. No me resultaba lejano nada de lo que me contaba Blanca en su novela de aquel país, recordé con nostalgia ciudades que nunca he pisado como Piura, Nazca o Iquitos (de donde era el marido de mi profesora) y cómo nos contaba, con pasión, lo que amaba a su país. Recordé que antes de eso no sabía que era el guano, ni que había sido crucial, en un momento determinado, para sacar la economía de ese país adelante. Oí hablar, de sus labios, por primera vez, del fenómeno del Niño.

Cuando Waldek se traslada a Venezuela, me pasó un poco lo mismo. Familiares míos, por cuestiones laborales, vivieron en Caracas muchos años. De hecho, una de mis primas que creció allí, sigue conservando el acento venezolano, muy gracioso si la escuchas al lado de sus hermanos, que tienen acento mexicano. Recordé las veces que mi tía María, que murió hace poco más de un año con 102, me contaba lo poco que le gustaba Caracas porque donde vivían no se podía pasear. Recordé como mi primo me decía que en las noticias sobre la guerra de Bosnia, a diario, nos hablaban de los muertos que eran siempre bastantes menos de los que había en Caracas en una semana cualquiera sin que el mundo le diera importancia a lo que allí estaba sucediendo.

Y, finalmente, Polonia. He visto montones de fotos de este país, explicadas con pasión por Iwona, la primera amiga que tuve en Segovia, que es polaca. Su pueblo está cerca de Cracovia y me contó cómo, de pequeños en el colegio, les llevaban a Auschwitz para que nunca olvidasen lo que allí pasó. Curiosamente, a ella lo que más le impresionó fue una habitación llena de gafas. Sintió que un estremecimiento recorría su columna vertebral cuando pensó en el destino que habrían tenido los propietarios de aquellas lentes.

Como ya he dicho, merece la pena la lectura de esta novela, por lo que cuenta y por su poder evocador. Porque, además, es una historia de superación personal.
¿Le daréis una oportunidad?

Mayte Esteban,

lunes, marzo 12, 2012

Alex, un lector de doce años reseña mi novela La búsqueda

Alex es un niño de doce años hijo de una amiga mía: Mayte Esteban.  Un lector avezado pese a su edad y que, como muchos de los que nos dedicamos ahora a la escritura lee con pasión.  Lograron conseguir La búsqueda en versión impresa y copio aquí sus impresiones:

AUTOR: Blanca Miosi
TÍTULO: La Búsqueda.
ILUSTRADOR: No tiene.
PÁGINAS: 320

RESUMEN

Waldek Grodek es un chico de 12 años que vive en Varsovia cuando estalla la Segunda Guerra Mundial. Le pilla en una casa de campo y su padre tiene que irse a la ciudad porque trabaja en el ayuntamiento. Tras pasar unos días en un refugio decide salir y le pilla un bombardeo del que sale vivo. Cuando finalmente salen del refugio Hitler ya había tomado toda Polonia y él incluso le ve en un desfile. Cuando cumple 13 años decide apuntarse a un grupo de la resistencia polaca llamado A.K. que significa resistencia no comunista. Un día deciden quedar sus amigos y él en un campo para practicar el dominio de las armas. Los nazis los pillan y les llevan a un interrogatorio donde les dan una gran paliza. Les llevan a una prisión donde pasan unos meses condenados a muerte, pero el día que dicen su nombre los llevan a un campo anexo a Auschwitz. Pasan unos meses y los trasladan a otro campo, Mauthausen-Gusen. Allí un oficial nazi lo protege muchos días en la cadena de montaje de aviones y le da comida. Recibe cartas de su padre con puntos encima de las letras y cuando recoloca esas letras puede saber lo que pasa en el mundo.


Aguanta hasta que se acaba la guerra y cuando está en el hospital recuperándose decide alistarse en el ejército americano, con los tanques. El primer día un niño dispara un obús contra su tanque y le parte la tibia. Cuando vuelve al hospital un médico nazi le recupera la pierna que podía haber sido amputada. Sólo necesitó un hueso de una persona de su mismo grupo sanguíneo. Vuelve a Varsovia donde encuentra su casa destruida y entre los escombros encuentra una nota de su madre que le dice que se han ido a Praga con su abuela. Le cuentan que creen que su padre está muerto pero él les dice que ha recibido cartas suyas y al final de dos semanas aparece.


Le regala una moto y una especie de taxi antiguo donde traslada personas y trabaja olvidando sus estudios. Su padre se enfada con él y deja de hablarle. Al final vuelve a estudiar y las prácticas las hace en Alemania con su amigo Stefan. Su tía Nelly le consigue unos billetes a Perú, donde había querido ir siempre. Empieza a trabajar y una amiga suya se muere. Una mujer lo acusa de violación y tiene que vivir con ella casi diez años sin poder apartarse mucho de ella porque si no iba a la cárcel. Se tuvieron que casar. Tiene un hijo, Henry, al que no ve porque su madre lo mantiene apartado de él. Waldek tiene unas plantaciones de algodón en las que consigue mucho dinero. Cuando se separa de esa mujer, por fin, empieza a trabajar con un árabe que vende telas y después conoce en una exposición de arte a una mujer con la que se casa. Él cree que se llama Helga pero no es así. Su jefe, Keller, le da una nota diciéndole que se ha ido del país. Resulta que Keller tampoco es su nombre real, sino que se llamaba Köing y fue oficial en Mauthausen-Gusen. Firma un trato y se queda con todo el dinero de Keller y este desaparece. Sólo tiene que ingresarle el dinero en una cuenta. Se da cuenta de que los que persiguen a su jefe y a su esposa son judíos que intentan encarcelarlos. Después de unos años se va a Venezuela y Helga regresa. Se vuelve a casar y tras dos años asesinan a Helga. Cristina, su hermana, le dice que vaya a Ginebra a cobrar unas indemnizaciones por haber estado en los campos de concentración.


Decide irse a vivir a los Estados Unidos y al poco de llegar tiene una cita con una señora en una de las torres gemelas de Nueva York el 11 de septiembre de 2001. Con casi 80 años consigue sobrevivir y tranquilizar a varias personas con las que baja las escaleras y sale de la Torre Norte. A los pocos minutos se oye otro estruendo y ve por la televisión de una cafetería el segundo impacto de avión en la otra torre.
Decide volver a Venezuela y se une a unas manifestaciones contra Hugo Chavez. Recibe una carta de su hermana diciendo que su madre ha muerto a los cien años.


OPINIÓN PERSONAL


Me ha encantado el libro, lo he leído devorándolo, aunque me han regañado un poco por quedarme leyendo hasta la madrugada. Ha sido muy difícil resumirlo porque le han pasado tantas cosas que hasta alguna creo que se me ha olvidado. Me sorprende que un hombre haya tenido una vida tan intensa. Lo que más me ha sorprendido es que corriera con 80 años por salvar su vida en Nueva York. Ahí comprende que ha acabado su búsqueda. Yo creo que buscaba la felicidad pero se ha dado cuenta de que es imposible que en el mundo haya siempre paz y felicidad.

De todos los libros que me he leído es el que más me ha gustado. Ahora quiero leer El legado.

Si desean entrar a su blog: http://taekwondo-alex.blogspot.com/

domingo, febrero 26, 2012

Una reseña de La búsqueda en la revista Siempre Mujer, USA


La búsqueda, de Blanca Miosi

La búsqueda es un relato basado en hechos reales. Es el homenaje a Henry W. Jaszczuk, un hombre bueno en el sentido más amplio de la palabra, cándido de niño, intrépido cuando adolescente, heroico, sin rencores por la sobrecogedora historia que vivió, al ser humano generoso que comparte su drama como aviso a la fragilidad del cauce de la vida.
La búsqueda, a preguntas sin respuesta, dirige a Henry W. Jaszczuk por varios rincones del mundo hasta encontrar solaz al lado de su esposa, autora de esta narración amorosa, sentida, elocuente. Es una invitación para celebrar la calidad del ser humano ante los más cruentos sucesos, y reflexionar por qué es capaz de resurgir de los más densos pantanos como un ganso salvaje y remontarse a la grandiosidad del horizonte, agraviado; sin embargo, ileso.
La narración novelada inicia en Varsovia en 1938, previo a la invasión nazi el primero de septiembre de 1939. Waldek Grodek es un chico feliz, inquieto, acepta los desafíos que le impone participar en los Boy Scouts y con Stefan, el compañero de correrías, hacen de las suyas. Vive al lado de sus padres. Doña Sofía, como todos le solían llamar, sobreprotectora y enérgica. Su padre, un hombre práctico de pocas palabras; Cristina, la hermana menor, melodramática, comunicativa, quien se encarga de dar el parte de las travesuras de Waldek a su madre.
El mundo plácido entre la casa de campo en Dabrowka y el hogar en Varsovia termina abruptamente con la invasión del ejército alemán. Waldek casi adolescente decide participar en la resistencia polaca A.K. Es apresado y enviado a los campos de concentración de Auschwitz y Mauthausen, de los 14 a los 18 años, hasta que los aliados liberan Polonia.
La saga de Waldek apenas comienza.
La pluma de la autora, Blanca Miosi, es desgarradora al narrar los horrores de la guerra, lo mismo es panorámica por la nitidez cuando nos trasporta a través de los escenarios donde se desarrolla esta historia, afectiva por la manera en que le da vida a los personajes con voces definidas. Un libro para leerse más de una vez, para aprender de la épica del ser humano.

domingo, enero 15, 2012

La búsqueda: Historia y Testimonio, por Fernando Hidalgo

Antes de abrir La búsqueda conviene que el lector sepa qué es lo que tiene entre manos. Una novela, sí, pero no una novela cualquiera. La búsqueda está basada en la biografía de alguien muy cercano a la autora: su esposo. ¿Y qué tuvo de especial la vida de su esposo para inspirar un novela? El fue, entre los catorce y los dieciocho años, uno de los internados en los campos de concentración nazis de Auschwitz y Mauthaussen. No por judío, que no lo era, sino por participar en la resistencia polaca, su país de nacimiento.

Esta circunstancia da a La búsqueda el valor de un documento histórico. La primera mitad de la obra, aunque novelada, se ajusta fielmente a la realidad. En el blog de la autora se puede ver fotografías reales de los escenarios y personajes: de Waldek, de su amigo Stefan, de doña Sofía, de la tía Nelly, hasta de la ardiente italiana del Americo Vespuci, de la cabaña donde Waldek fue apresado, de la perra Aza... Todo ello tan familiar para quien haya leído la novela. Casi no podía creerlo, después de haberlo tomado por pura fantasía. En la segunda mitad hay algo más de trama imaginada, pues se extiende a lo largo de los siguientes cincuenta años.

La búsqueda es por ello una novela excepcional, una experiencia única pues sabemos que lo que se cuenta es verdad, y fue tal como se cuenta. Cómo un niño de nueve años pasó de jugar en el jardín de su casa a vivir en una Varsovia ocupada, algo después a entrar en un campo de exterminio, a trabajar como un esclavo en otro, a ser liberado --paradójicamente el momento más peligroso fue cuando el campo quedó sin control, tras la huida nazi--, a enrolarse en las tropas americanas... Contado en primera persona, conociendo de primera mano las sensaciones, los pensamientos, el día a día y las claves para la supervivencia. Y todo ello, por supuesto, marcando el resto de su vida. Una vida azarosa en la que, según sus propias palabras, "hay demasiada injusticia para intentar pasar cuentas".

Waldek, el protagonista, tardó cincuenta años en decidirse a contarlo. No ha de ser fácil reencontrarse con esos recuerdos. Pero debían ser contados y tuvo el valor de hacerlo. Lamentablemente él murió en 2010, aunque para todos los lectores de La búsqueda vivirá eternamente en nuestra memoria.