sábado, octubre 01, 2011

Una carta de una lectora octogenaria


Mi muy querida y admirada Blanca:

            No tienes idea del placer que me has proporcionado con la lectura de tu magnífico libro «La búsqueda» el cual al mismo tiempo me dio a conocer al maravilloso personaje que fue nuestro vecino Henry, tu esposo.

            No logro saber dónde estás tú en esa biografía; no sabía que él estuvo en el ataque a las torres de gemelas, debió ser de terror.

            Me hizo gracia saber que un hombre tan serio como yo lo veía, haya tenido tantos amores, ¡era un romántico! ¿Quién lo hubiera pensado?

            El relato tiene momentos desesperantes por la crueldad nazi que él vivió, asimismo me hizo reír la ocurrencia del que se pintó un termómetro en el pene.  Hay pasajes sorprendentes.  Tu forma de relatar, sencilla y clara al mismo tiempo me apasionó desde que comencé a leer hasta el final.  Te diré que tengo costura, tejido y cosas de la casa y todo lo dejé en espera por leer, leer y leer.

            Mis felicitaciones, y me siento honrada de que me hayas considerado digna de leer y entender tu magnífica prosa.

Hoy me siento orgullosa de haberlos conocido y siento no haber estado más en contacto con ustedes.

Con gran cariño te doy las gracias y te deseo continúen tus éxitos,

            Tuya,

            María Josefina Vegas.

María Josefina Vegas es una octogenaria vecina nuestra, (ahora mía) a quien conozco desde hace muchos años.  Nuestra amistad ha sido siempre superficial, pues nunca tuvimos oportunidad para afianzarla, como ocurre en la mayoría de los casos con personas que viven cerca de nosotros y a los que saludamos diariamente sin saber qué más hay detrás de ellas.

Al fallecer Henry, hubo un acercamiento por esa causa y terminamos hablando de libros; fue cuando me enteré que le encantaba leer y le presté la novela La búsqueda.  Me la entregó cuatro días después, con una nota que es la que he transcrito arriba.

Desde aquí le doy las gracias, y estoy segura de que Henry también hubiera estado encantado de saber que leyó la novela, que está basada en su vida, una vida fuera de lo común, tanto, que para una gran editorial valió la pena publicarla.

Hoy se puede conseguir en Amazon-Kindle y en 24symbols, para quienes la deseen leer gratis.

No hay comentarios: