jueves, junio 26, 2008

Una novela... una historia



Nuestro sueño realizado, una novela, una historia… tras “La búsqueda” hay otra novela subsistente… Todo un recorrido. Gracias, Henry, por regalarme tu vida.

19 comentarios:

Anónimo dijo...

Guapísimos Henry, tú, mi querida Blanca y el niño, una novela estupenda y digna de la memoria.

Me encantó conoceros. Pero qué felices se os ve.
Un beso enorme para Henry (Waldek)tu vida es un ejemplo de lucha y esperanza, felicidades por la esposa que tienes.
Besos para ambos.
María José (Leola)

Pablo Gowezniansky dijo...

¡Hola Miosi! Te quería felicitar por la buena noticia.

Soy Gowez de Librosenred y acabo de enterarme. Y claro: lo primero que hice fue entrar en tu blog para darte las más grandes felicitaciones. Ojalá que de ahora en más todo marche viento en popa. Ojalá que se cumpla tu deseo y que se traduzca al polaco.

Te juro que me puse muy contento por vos.

Abrazos,

Pablo (o Gowez)

B. Miosi dijo...

Querida María José, muchas gracias por tan lindas palabras, ese libro significa mucho para nosotros,
Un beso,
Blanca

B. Miosi dijo...

¡Gowe! qué sorpresa tan agradable, muchas gracias por visitarme, y por tus buenos deseos,

Recibe un gran abrazo,
Blanca

Anónimo dijo...

Querida Blanca, había visitado esta página después de leer tu novela. Ahora vuelvo por aquí para ver las fotografías que has comentado en el-recreo. No te puedes imaginar los sentimientos que me despertó su lectura.
Un abrazo para tu esposo, un gran hombre; y besos para ti, una gran mujer.
¡¡Estáis estupendos en esas fotos!! ¡¡Con el niño recien parido!! jajaja

Ely

B. Miosi dijo...

Maravillosa sorpresa, Ely, encontrarte en mi casa, muchas gracias por el concepto que nos tienes, Henry te envía un beso cariñoso, y otro yo también!

Blanca

Anónimo dijo...

Hola Blanca.
Te felicito por el parto que has tenido.
Un niño precioso y con un pan bajo el brazo, como se suele decir, jajaja.
Me encantó ver el fruto de tanto esfuerzo, ( las contracciones serian terribles , jajaja ) ha merecido la pena.
Un beso crujiente
Conchi

B. Miosi dijo...

Pero que placer, Conchi, sí que fue un parto con terribles contracciones, jaja, pero como dices, mereció la pena, muchas gracias por pasar por este rincón,
Otro beso crujiente para ti,
Blanca

Elisabet dijo...

Blanca, me ha gustado mucho recorrer este nuevo blog y veros a ti y a Henry, tan felices, con este libro que recoge mucho más que una historia... Y vuestro, acunado y fruto del amor.

Es genial la idea de las fotos. Sólo una cosa, ¿se podrían hacer ampliables? Porque algunas se ven tan chiquitas... Sería estupendo poderlas ver de más cerca.

Felicidades, y un abrazo a los dos,

Elisabet

B. Miosi dijo...

¡Elisabet!, bienvenida a "La búsqueda" sí, es cierto, nuestro libro acunado, fruto del amor y también de la experiencia.
Creo que seguiré tu consejo, voy a tratar de colocar las fotos en un formato más grande.

Un beso,
Blanca

Anónimo dijo...

Henry y Blanca:¡Hola, parejita!Estais como dos tortolitos enamorados. Os felicito por vuestro éxito literario y por esas magníficas fotos que lo dicen todo.
Un abrazo.
Juan Pan

Esther dijo...

Qué hermosas las fotos, Blanca... las fotos, la historia, la novela, su inclusión en el Museo. Una vida, dos vidas, y la literatura como puente entre ellas y entre ellas y el mundo.

Emociona.

Endeveras, amiga.

Esther

B. Miosi dijo...

Gracias, Juan, las fotos, en efecto, reflejan nuestros sentimientos, que están vertidos en el libro.

Una saludo,
Blanca

B. Miosi dijo...

Sé que comprendes como me siento, Esther, gracias por tus palabras siempre tan precisas.

Cariños,
Blanca

palabras dijo...

Saludos compañera, decirte que había visto este blog, pero solo de pasada, y que hasta ahora no me enteré de que era una novela historica y cuyo protagonista te es tan cercano.

Y la verdad es que no sé que decir, estoy tremendamente impresionado.

No alcanzo a imaginar lo que él tiene que haber vivido, o como tiene que ser el escribir una novela que a priori parece ser bastante dura de alguien tan cercano.

Decirte que ya contabas con mi afecto, y que cuentas ahora con mi más sincera admiración.

Un beso grande Blanca, y un abrazo de mi parte para tu marido. Nos seguimos leyendo :)

B. Miosi dijo...

Muchas gracias, Palabras, por pasar por ese sitio, ambos te lo agradecemos,
Otro beso para ti de nuestra parte,
Blanca y Henry

palabras dijo...

Yo otra vez Blanca, para decirte que enlacé tambien este blog en el mio de la novela.


Un beso, nos leemos.

B. Miosi dijo...

Gracias, Palabras, aunque veo que borraste todos los enlaces...

Anónimo dijo...

Hola, Blanca,
Mis felicitaciones por esta novela y también a Waldek por su apasionante vida, que ha conseguido llevar con coraje hasta nuestros días. Esa búsqueda de la libertad, huyendo de los horrores del nazismo, del comunismo, del terrorismo y de las dictaduras, en general, contada de una manera magistral. Triste y humillante compensación la recibida de los burócratas como pago por los trabajos en régimen de esclavitud.
Había leído muchas cosas sobre la Segunda Guerra y sus secuelas, pero lo que tú nos cuentas en la primera parte de tu apasionante novela está escrito como si hubieras sido tú misma la que estaba allí, en la mirada y el cuerpo torturado del joven Waldek. Y está escrito con sencillez, pero con maestría, para que su lectura sea fluida e interesante, para que atrape al lector y no pueda dejar de leer hasta llegar al final.
La primera parte me hizo recordar una gran obra del premio Nobel de literatura Imre Kertesz, “Sin destino”, hace tiempo que la leí y me dejó honda huella, como la tuya.
La segunda parte sigue siendo interesante y amena. Todas esas vivencias del protagonista en Latinoamérica, donde espera encontrar su paraíso, para cerrar con esa reflexión sobre su pasado y su declaración de haber encontrado lo que buscaba.
He recomendado el libro a mis conocidos, amigos y familiares.
Enhorabuena.
Un beso,
Boris Rudeiko.